Es común que nos preguntemos cual el método más sencillo para cuidar las alfombras, y evitar lo más posible que se ensucien. En realidad, no hay un método comprobado para evitar que se ensucien con el uso cotidiano. Hay manchas como de crayones, tierra, lodo, comida, etc que pueden llegar a convertirse en verdaderas pesadillas, por lo que la gente a veces prefiere retirar las alfombras de las casas, para evitar el esfuerzo que es limpiarlas. Sin embargo, existen muchas técnicas caseras y muy sencillas con las que se pueden limpiar alfombras.

Antes de aplicar cualquier sustancia química a una alfombra, asegúrate que no produzca un daño inesperado a las fibras internas, así como a los colores. Para esto realiza una pequeña prueba en un lugar pequeño y oculto a la vista. En el caso de manchas o malos olores persistentes, procura cepillar primero la tierra y la suciedad con un cepillo de cerdas duras.

Recuerda que el jabón líquido puede tardar algún tiempo en secarse por completo, por lo que, si te es imposible ventilar por completo la alfombra, procura abrir las puertas y ventanas, y poner un ventilador que ayude a evaporar el líquido. A veces lo mejor es usar productos en polvo para limpiar alfombras y tapetes.

Si tienes más tips para compartirnos respecto a este tema, envíanos un correo electrónico: essi.limpieza@yahoo.com